El respeto a las personas, la protección del medio ambiente y la ecosostenibilidad son una responsabilidad social para Oikos

El territorio en el que nació es el centro de la filosofía Oikos: siempre convencida de la importancia social que una actividad debe tener en el ambiente en el que opera, la empresa fabrica sus puertas blindadas con una política empresarial cuidadosa y rigurosa.

La protección del medio ambiente circundante se aplica en toda la cadena de producción, desde la elección de las materias primas hasta la logística, de acuerdo a los conceptos de ecosostenibilidad y ecocompatibilidad, pero también mediante el pleno respeto a las personas que trabajan allí, a través de un clima de negocios sereno.

Esto se traduce en un esfuerzo continuo para promover actividades culturales, deportivas y asociaciones locales, así como eventos de carácter no laboral, fomentando la formación continua en el lugar de trabajo. Desde 2009 a la fecha, además, sigue la colaboración con la Universidad Ca’ Foscari de Venecia, para una mejora continua de las prestaciones empresariales, aplicando la investigación académica a la realidad operativa.